On Air Now La Ley Midnight - Midnight Email
Now Playing Download

CDC amplían su recomendación de dosis de refuerzo por la variante ómicron

Se trata de un ligero pero significativo cambio en la redacción de las guías publicadas a principios de este mes, cuando los CDC aprobaron una autorización de uso de emergencia ampliada para los refuerzos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) apuntalaron el lunes las recomendaciones sobre las dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus en Estados Unidos, indicando que todos los adultos deberían recibir un refuerzo seis meses después de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech o de Moderna, o dos meses después de la dosis única de la vacuna de Johnson & Johnson.

Se trata de un ligero pero significativo cambio en la redacción de las guías publicadas a principios de este mes, cuando los CDC aprobaron una autorización de uso de emergencia ampliada para los refuerzos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

"Hoy, los CDC fortalecen su recomendación sobre las dosis de refuerzo para las personas de 18 años o más", dijo en un comunicado la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC.

"La reciente aparición de la variante ómicron (B.1.1.529) subraya aún más la importancia de la vacunación, las dosis de refuerzo y los esfuerzos de prevención necesarios para proteger contra el covid-19", añadió.

"Los primeros datos de Sudáfrica sugieren una mayor transmisibilidad de la variante ómicron, y los científicos de Estados Unidos y de todo el mundo están examinando urgentemente la eficacia de las vacunas relacionadas con esta variante. Animo encarecidamente a los 47 millones de adultos que aún no se han vacunado a que lo hagan lo antes posible y a que vacunen también a los niños y adolescentes de sus familias, porque una inmunidad fuerte probablemente evitará enfermedades graves", dijo.

Anteriormente, los CDC decían que las personas debían obtener una dosis de refuerzo si tenían 50 años o más, o si tenían 18 años o más y vivían en una residencia de cuidados a largo plazo. De lo contrario, aconsejaban que cualquier persona de 18 años o más pudiera recibir una dosis de refuerzo de la vacuna. Ahora la palabra "debería" se aplica a todos los mayores de 18 años.

Habrá que esperar algunas semanas de pruebas para saber con certeza si la variante ómicron es más transmisible que la delta, y si evade la protección ofrecida por la infección natural o las vacunas. Los científicos también estudiarán si causa una enfermedad más grave o evade los efectos de los tratamientos.

La situación actual: los CDC estarán atentos a la aparición de ómicron en Estados Unidos. Esto requiere un paso adicional de pruebas, ya que los análisis utilizados para diagnosticar el covid-19 no indican a las personas con cuál variante están infectadas. "También quiero animar a la gente a que se haga una prueba de covid-19 si está enferma. El aumento de las pruebas nos ayudará a identificar rápidamente a ómicron", dijo Walensky.

"Y, por último, para detener la propagación del covid-19 tenemos que seguir las estrategias de prevención que sabemos que funcionan", añadió. Entre ellas se encuentran la vacunación, el uso de mascarillas, la mejora de la ventilación en interiores y mantener la distancia con otras personas, especialmente si no están vacunadas.

More from Cobertura especial: CoronaVirus

Listen Live